Now Playing Tracks

Aprendí que no me tengo que preocupar por quién se va, que tarde o temprano todo regresa, que uno a veces tiene que caminar más a prisa (que no es lo mismo que irse) para que lo alcancen. Aprendí que uno siempre regresa a aquellas almas que un día le alborotaron por dentro, le acariciaron el alma, le hicieron estremecer y cantar hasta quedar sin voz. Aprendí que los regresos siempre ocurren cuando uno ya ha perdonado y se ha curado, cuando ya ha caminado lo suficiente y necesita que alguien lo detenga.
Fragmento Veinte días contigo ideasviajando (M. Sierra Villanueva)
We make Tumblr themes